El Despeinar del Tiempo

Había una vez…

            Una joven que no soñó en gestar cuatro maravillosos hijos,

Que vinieron, traviesos y juguetones, a engalanar su vida,

A despeinar sus sueños, a despeinar sus mañanas…

A llenar de risas y besos, lloros y cantos…

                 ¡Sus eternos y gloriosos momentos, y sus “Tiempos a Despeinar.”Había una vez…

            Una mujer, de porte genial, bello y sin igual…

            Que orgullosamente veía a su alrededor…

            Cuatro maravillosos jovenes, despertando a la vida…

            Virtuosos y decididos a encontrar “Su Camino” muy especial…

                                                                                               Y sus “Sueños a Despeinar”

Había una vez…

            Una madre muy feliz, acompañando al altar….

            A cuatro parejas jovenes, mirando curiosas al porvenir…

            Al “Despertar” de su tiempo, y  la incógnita de su devenir…

            Pidiendo al “Señor,” bendiciones y luz muy especial

                                               Sabiendo que verían también “SuTiempo  Despeinar”

Había una vez…

            Una Gran Abuela, de gran talla espiritual,

            Que vio crecer los dias, meses y años,

            Rodeandose de sus “Polluelos”, convirténdose..

            En preciosos seres humanos llenos de “Gloria” al andar.

                                                           Que venian también, sus “Sueños a Despeinar”

Había una vez…

            Una Gran Bisabuela que es la gran mujer que aglutina y encanta,

            A una familia que la quiere, la respeta y la admira por  su “Luz” muy especial,

            Que  orgullosamente está viendo crecer… entre otros por venir…

            A sus “Bis- Pollitos, Jugetones y Bribones”.

                                                                       Que ya no le “Despeinan tanto su Tiempo”

                                                                        Porque tienen “Otros a quién Despeinar”

Había una vez…

            Junto a esa gran mujer,  otro joven que con el despeinar del tiempo,

            Creció, sonrió, la acompañó, la admiró. Sus sueños también se despeinaron…

            La amó con TODA su alma y ahora, juntan sus canas embelezados

                        “Despeinados” y llenos de amor,

            Siguen haciendo,… “Mañanas Despeinadas” en su eterno andar

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 17 =